Por suerte, hay una alternativa. 0patch ofrece un microparche totalmente gratuito. La empresa se ha propuesto dar soluciones de seguridad a los millones de usuarios de este sistema operativo que han quedado desatendidos al dejar de dar soporte Microsoft el año pasado.

Por lo general, las soluciones de 0patch van destinadas a todos aquellos que han contratado su plan de pago, sin embargo, esta vez la solución estará disponible para todo el mundo que la necesite de forma gratuita.

Clément Labro, el investigador de seguridad que ha detectado esa vulnerabilidad, ha explicado en un vídeo cómo pueden los atacantes incrementar sus privilegios en el sistema local del ordenador. Con Windows 7 y Server 2008 R2, todos los usuarios locales tienen permisos de escritura en dos claves de registro. Según este investigador, se puede hacer que el mecanismo de monitoreo de rendimiento de Windows lea estas claves y, finalmente, cargue la DLL proporcionada por el atacante local, como si fuera el sistema local.

Para que nadie pueda aprovechar esta brecha de seguridad y atacar el sistema del ordenador, si no se tiene ya una cuenta de 0patch, es posible descargar el micropatch registrándose en una cuenta gratuita y usar la plataforma para obtener el parche.