Diabetes, una de las diez causas de muerte en el país

Hasta junio de este año, el Ministerio de Salud contabilizaba más de 52 mil guatemaltecos que padecen diabetes y que dependen de la atención médica del sistema de salud pública. El tema cobra relevancia este miércoles en que se conmemora el Día Mundial de la Diabetes.

Esta es una enfermedad crónica, no transmisible, que dificulta al cuerpo regular la cantidad de azúcar en la sangre. En el 2017 murieron 1 mil 932 personas como consecuencia del padecimiento que se ubica dentro de las diez causas de mortalidad en el país, de acuerdo con reportes oficiales.

Sin embargo, el médico Eduardo Alberto Palacios Cacacho, del Programa Nacional de Prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles y Cáncer, señala que existe un subregistro en los datos que maneja el sistema de salud. La Encuesta Nacional de Prevalencia de Enfermedades Crónicas no Transmisibles del 2015 reveló que aproximadamente 2.5 millones de guatemaltecos adultos vivían con la afección.

La mala alimentación, así como el estilo de vida sedentario conduce al desarrollo de la diabetes, y como consecuencia de ello cerca del 30 por ciento de personas en el país tiene prediabetes, es decir, que, de no cambiar sus hábitos, tarde o temprano serán diagnosticadas con el mal.

También te puede interesar:

“Con los años de estar forzando el cuerpo se da el deterioro y es cuando aparecen estas enfermedades. Uno no se vuelve diabético de un día para otro, son años de maltrato y abuso al cuerpo lo que predispone su aparecimiento. Y la dieta es un detonante”, ha indicado la nutricionista Iris Cotto, del Centro de Asesoría en Alimentación y Nutrición de la Escuela de Nutrición, de la Universidad de San Carlos de Guatemala (Usac).

En aumento

En Guatemala, el número de pacientes diabéticos ha ido en aumento, pues en el 2008 la tasa era de 347 personas con diabetes por cada cien mil habitantes, para el 2015 el número subió a 627 pacientes por cada cien mil. La proyección para el 2020 es de mil 93 enfermos con diabetes por cada cien mil personas, de acuerdo con información del Departamento de Epidemiología.

98,522
personas con diabetes fueron atendidas en el sistema de salud pública

Palacios Cacacho refiere que la cartera no tiene una asignación presupuestaria específica para tratar a pacientes con diabetes, pero si el sistema de salud pública llegara a tratar a todos las personas diagnosticadas con la enfermedad, se necesitaría por lo menos la mitad del presupuesto del Ministerio de Salud.

Lamentablemente esta enfermedad acarrea otros problemas para la salud, un 70% de quienes son diagnosticados llega a desarrollar hipertensión, mientras que entre el 20% y el 80% presenta complicaciones oftalmológicas, pues la diabetes es la segunda causa de ceguera en el mundo.

1 de cada 2 personas
con diabetes viven sin saber que tienen la enfermedad.

El pie diabético es otra de las complicaciones, en este tipo de pacientes son frecuentes la infecciones, lo que puede llevar a una gangrena. De acuerdo con Palacios Cacacho, en 9% de los enfermos, con más de 20 años de diagnóstico, pueden llegar a sufrir de una amputación.

Asunto de cuidado

La diabetes se clasifica en tipos 1 y 2, y gestacional. Se produce por insuficiencia de insulina.

La diabetes tipo 1 se hereda, y es común en niños y adolescentes, sin embargo, no se descarta que los adultos también la padezcan. Quienes la tienen deben recibir inyecciones de insulina durante toda su vida.

El otro tipo de diabetes, la 2, está asociada a obesidad, poca actividad física y mala alimentación. Es frecuente en personas que padecen hipertensión arterial. Principalmente aparece en la edad adulta, pero el estilo de vida cada vez más sedentario ha conducido a que se diagnostique también en niños y adolescentes.

199 millones
de mujeres viven con diabetes en el mundo

Quienes padecen la enfermedad son tratados con dieta y ejercicio o con una combinación de medicamentos orales e insulina.

¿Cómo prevenirla?

La enfermedad se puede prevenir si se siguen recomendaciones como seleccionar adecuadamente los alimentos, incluyendo frutas y verduras, lácteos bajo en grasa, cereales integrales, pescado, aves y frutos secos. Evitar grasas saturadas y el consumo de sodio (sal).

También es importante solicitar al médico que revise la glucosa en la sangre y presión arterial, mínimo una vez año a partir de los 20 años.

Es importante mantener un peso ideal, lo cual se logra con una alimentación balanceada y actividad física.
Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y evitar el tabaquismo es importante.

Detonante

El médico menciona que la dieta es un factor determinante para la aparición de la enfermedad, el exceso de azúcares simples, que se encuentran en aguas gaseosas, jugos envasados, helados, dulces, postres y pasteles; grasas, presentes en pan dulce, pasteles, mantequilla, leche de vaca entera, quesos procesados, frituras, carnes con grasas, caldos, consomés y margarinas.

Una vida sedentaria también es perjudicial. Los niños deben hacer un mínimo de una hora diaria, mientras que los adultos 30 minutos diarios cinco veces a la semana.

El tabaco puede desencadenar la diabetes, al igual que el consumo de alcohol, este último puede agravar el mal.

Una de las causas más importantes de la enfermedad es la obesidad. En el país, el 5% de la población infantil sufre de sobrepeso u obesidad.