Ya es Navidad y como es común en esta época del año toca reunirse con nuestros familiares, celebrar las noches marcadas en el calendario, descansar y empaparnos con el espíritu navideño que rebosa por todos lados. Una época en la que los más pequeños son protagonistas pero a todos nos encanta disfrutar de las sorpresas que nos trae cada año la Navidad. Aunque nuestras tradiciones no varían de año en año ¿sabes realmente a qué se deben?

Para recibir este mágico mes del año preparamos todo lo necesario: adornamos el árbol, el Belén, todo se llena de luces, regalos y preparamos una espectacular cena con la que deleitarnos en nuestras reuniones familiares, pero ¿por qué hacemos todo esto?, ¿es una tradición?, ¿todas las personas hacen lo mismo en esta época del año?…

Aunque la Navidad se celebra en muchos países, cada cultura y territorio tiene sus propias tradiciones para pasar estas fiestas y estas tradiciones se acogen y se mezclan de cultura a cultura. Hay muchos mitos y creencias que se esconden en esta época del año y sin saber por qué los seguimos aceptando como ciertos. Te contamos algunos de los principales mitos populares que hemos asumido a lo largo de los años y que no deberías creer como ciertos.

En Navidad celebramos el nacimiento de Jesús, que fue el 25 de diciembre

belén, mitos navidad

Tenemos la creencia popular de que el 25 de diciembre nació Jesucristo, pero esto no es probable, ¿cómo puede ser falso si precisamente ponemos el belén donde se protagoniza su nacimiento y celebramos la llegada de los reyes magos? Nadie sabe con certeza cuándo nació Jesús, en la Biblia no se menciona ningún mes ni fecha, no era común celebrar el nacimiento. Es probable que se haya establecido este día porque ya era festivo tradicional en la iglesia primitiva: el 25 de diciembre era el día del solsticio de invierno en el calendario romano.

Los tres reyes magos no eran reyes ni venían de oriente

los tres reyes magos, mitos navidad

Los tres reyes magos de oriente emprendieron un largo camino siguiendo una estrella para celebrar el nacimiento de Jesús. Otra falsa creencia: en la Biblia no figura que todo sea como popularmente celebramos. Según la Biblia los magos vinieron del este, pero no eran reyes eran sabios, ni siquiera sabemos si son tres. Tampoco se detallan sus nombres, pero si seguían una estrella por lo que es probable que fueran astrólogos. Además la Biblia afirma que llegaron cuando Jesús era un niño, no un bebé y fueron a su casa no a un pesebre.