La mujer más alta del mundo mide 215,16 centímetros y tiene 24 años

Rumeysa Gelgi sufre de una condición llamada síndrome de Weaver, que causa un crecimiento acelerado y otras anomalías.

Una mujer turca de 24 años, que mide 215,16 centímetros, ha sido confirmada como la mujer viva más alta del mundo por el Guinness World Records.

La estatura fuera de serie de Rumeysa Gelgi se debe a una afección llamada síndrome de Weaver, que provoca un crecimiento acelerado y otras anomalías, dijo Guinness World Records en un comunicado.

Gelgi volvió a ser medida este año después de haber sido nombrada la adolescente viva más alta del mundo en 2014, a los 18 años.

Debido a su condición, Gelgi suele desplazarse en silla de ruedas, pero es capaz de utilizar un andador durante breves periodos.

Gelgi quiere utilizar su plataforma para informar a la gente sobre enfermedades raras como Weaver.

«Cada desventaja puede convertirse en una ventaja para ti, así que acéptate por lo que eres, sé consciente de tu potencial y da lo mejor de ti», dijo en el comunicado.

Gelgi suele utilizar una silla de ruedas, pero puede caminar con un andador durante un corto periodo de tiempo.

Su altura intriga a la gente cuando la ven, pero la mayoría de las personas son amables y la apoyan, dijo Gelgi a Guinness World Records.

«Es un honor dar la bienvenida a Rumeysa a los libros de récords. Su espíritu indomable y su orgullo por destacar entre la multitud son una inspiración», dijo Craig Glenday, editor jefe de Guinness World Records, en el comunicado.

«La categoría de mujer viva más alta no es una categoría que cambie de manos muy a menudo, así que estoy emocionado de compartir esta noticia con el mundo», añadió.